miércoles, octubre 24, 2007

¿El menos malo de los sistemas?

Los políticos hablan pero no dicen,
los votantes votan pero no eligen.” Galeano


Este domingo 28 de Octubre tendrán lugar las elecciones de Presidente de la Nación, junto con las de Senadores (en 7 provincias y en la ciudad) y Diputados. Usualmente se asocia la posibilidad de votar a la existencia de una democracia, me permito dudar de eso y me pregunto ¿qué es la democracia?

Democracia se define como gobierno del pueblo, pero a través de sus representantes. Vivimos en democracia, al menos eso se puede leer en los manuales de historia reciente. Se supone que existe una convivencia social en la que todos los habitantes son libres e iguales ante la Ley y las relaciones sociales se establecen de acuerdo a mecanismos contractuales.

Ahora bien, ¿Todas las democracias son iguales? La respuesta es no, existen grandes matices, grises que marcan las calidades de una democracia. ¿Cuál es la calidad de la nuestra?

Me pregunto si es posible hablar de democracia en un país en el cual el 25 % de la población está por debajo de la línea de pobreza y el 8,2 % [1] (algo así como 3.000.000 de personas) se encuentran por debajo de la línea de indigencia es decir, no pueden ingerir los suficientes alimentos para reponer sus fuerzas, sin eufemismos: sufren hambre.

También me pregunto si es posible hablar de democracia en un país donde ir a votar es entendido por buena parte de la población como una carga, como una perdida de tiempo. Las elecciones no son percibidas como una instancia de elección. Nada más cercano a la verdad.

Me pregunto si se puede hablar de democracia en un país en el cual la posibilidad de informarse con calidad está tan lejana como la chance de Alberto Rodríguez Saa de entrar al ballotage. En Argentina 5 grupos económicos manejan medios de distinta índole: TV abierta y regional, diarios, editoriales, radios, productoras de contenido, distribuidoras de cine, transmisión de datos, señales de cable y sitios de Internet. El grupo Telefónica, Clarín, Vila Uno, Avila y Hadad disponen lo que va a ser consumido por la gran mayoría de los argentinos. Los medios alternativos o alterativos poseen un peso relativamente escaso en comparación con los monstruos multimediáticos.

Me pregunto si es posible hablar de democracia, teniendo en cuenta que el sistema está basado en partidos políticos
[2] que están (siendo generosos con ellos) en crisis terminal. El Radicalismo no se presentó en la elección a Jefe de Gobierno después de casi 100 años llegando siempre a la cita, dicho sea de paso, ¿alguien sabe cuál es el candidato radical a presidente?; el peronismo se presenta partido en mil expresiones de cosas totalmente distintas. ¿Alguien sigue votando partidos? ¿A quién representan los partidos?

Me pregunto si es posible hablar de democracia cuándo para la mayoría de la población no existen formas de participación más allá del voto. ¿Es realista creer en un sistema en el cual invertimos 5 minutos de cola y 10 minutos de caminata cada dos años? ¿Qué cosa funciona si le invertimos 15 minutos cada dos años?

Me respondo que la democracia requiere de una ciudadanía despierta, informada, activa. Para que no sea una farsa, una democracia tiene que ser menos representativa y más participativa, más horizontal y menos vertical. Los distintos sectores de la sociedad deben tener vías de participación. No se tiene que escindir política de la vida cotidiana. La reforma de la Constitución Nacional de 1994, además del temita de la reelección, fue supuestamente por esos caminos: se atacó el presidencialismo, se estableció la posibilidad de una Consulta Popular (vinculante si la convoca el Poder Legislativo) y la junta de firmas que podría obligar a tratar algún proyecto de ley en el Parlamento. Realmente poco cambió, estas modificaciones no fueron suficientes para lograr una democracia más participativa, objetivo por el que, sin duda, Alfonsín y Menem habían velado en el contexto del Pacto de Olivos.

Desde luego considero que votar es importante, sin embargo creeo que el voto es condición necesaria pero no suficiente para poder decir que estamos en democracia. No existe democracia política sin igualdad económica, sin participación ciudadana, sin educación para todos, sin democracia informativa. Solo existe una democracia formal, un envoltorio lindo para tapar la verdad: la sociedad argentina no está gobernada por ella misma, sino por una casta política que no responde precisamente a la ciudadanía, sino a sectores minonitarios de la sociedad (sin eufemismos: al capital concentrado).

Mientras la fuerza que gobierna el país nos dice que “Cristina, Cobos y vos” ( me pregunto: ¿”vos” soy yo?, ¿quién diablos es “vos”?) van a “profundizar el cambio”, mientras las propagandas para participar como autoridad de mesa nos dicen con tono solemne que “el que vota decide” o que ser parte de la mesa electoral “fortalece la democracia”, nosotros nos preguntamos hasta qué punto es cierto que decidimos, hasta qué punto queremos fortalecer esta “democracia”, su “democracia”.

Ariel Caniza


[1] Datos de la EPH del Indek (es lo que hay) para el primer semestre de 2007.
[2] "Los partidos políticos son instituciones fundamentales del sistema democrático” Art. 38 de la Constitución Nacional

10 comentarios:

Cani dijo...

Como verán soy de la CCC (que no es la Corriente Clasista y Combativa) sino de Cristina, Cobos y Cani.

Ya en serio, hace falta ir a votar ?

Anónimo dijo...

Si no vas a votar no pasa nada.
Además, podés votar en cualquier mesa, está calculado ya, como los ascensores que te ponen "capacidad máx. 5" y todos sabemos que son para 6.
Si hay mucha gente se puede exigir pasar de hasta 3 para ahorrar tiempo.
Si hace calor la puerta del cuarto oscuro puede quedar abierta.

Espero que les sirva
un servicio de nicótico

Trueco blog por un kilo de papas dijo...

Siempre que vienen las elecciones me acuerdo de esa frase que dice que si votar sirviera para algo ya estaría prohibido, en fin, hay que seguir pedaleando aunque se nos salió la cadena. Un abrazo

Mery dijo...

Tenés razón, posteamos algo parecido y el mismo día... se ve que ambos tuvimos tiempo al mismo momento...
Y como bien planteás, la Argentina está muy lejos de tener una democracia en el sentido literal del término.
Para no ser reiterativa, prefiero señalar algo que ayer me disgustó bastante: puse canal 7 para ver los cuentos de fontanarrosa, y en la "tv pública" (aunque en realidad es la tele gubernamental) estaba rosario lufrano con la primera C de tu movimiento... y lufrano solo se dedicó a preguntarle, cual vieja chusma de barrio, cómo eran sus hijos, cómo fue el día de cada parto, cómo se hace para durar tanto en un matrimonio (la conveniencia, muy fácil!) y qué falta hacer para seguir con el cambio.
Imaginate que si ni se nos permite tener VERDADERA televisión pública, así más lejos estamos de tener una VERDADERA democracia.
Besos
*Mery*

Mery dijo...

De más está decir que fontanarrosa empezó más tarde... no podía ser de otra manera, cómo cortarla a Cristina en una nota grabada!!!!
Ahora si, no escribo más! je
*Mery*

Daniel de Witt dijo...

Excelente post. ¿Qué será la democracia?
En fin, te paso un artículo, que permite, quizás, ver algún atisbo de democracia real:

http://www.rebelion.org/noticia.php?id=57993

Saludos.

Daniel Mercado dijo...

La democracia se ha deformado de tal manera que hay gente que añora la dictadura. Pero, con todo lo malo que tiene, sigue siendo el mejor sistema. Esto último, porque tiene la posibilidad de canalizar su propia regeneración, cada vez sentida como más necesaria.
Por lo menos, no me imagino a una dictadura, del tipo que fuera, dando lecciones de democracia.

Taurino dijo...

Je, por fin pude leerla...

Esto de estar tan ocupado me tiene... jajaja.

En fin, comento que no me parece positivo que la gente pretenda estar en democracia solo con el hecho de ir a votar. De hecho, hay gente a la que le preguntas quienes son los candidatos, y lo único que te contestan es "Cristina, Liliana Carrió y Labaña"

Por lo que creo que el primer paso es que la gente tome interes por el tema, ni siquiera que vaya a militar a un partido, que dicho sea de paso estan en crisis, pero que al menos sepa que es lo que está haciendo cuando mete un sobre en esa cajita de cartón.

Y no me gusta utilizar esta frase, pero "muchos han muerto para que hoy tengamos democraciaW (o es "muchos murieron porque nunca hubo democracia"?).
No se, me colgué.

Saludos Cani!

Cani dijo...

A ver, ningún militante de los 70 murió para esto. Ellos no murieron con un proposito, fueron derrotados, es decir su lucha fracasó (lamentablemente).

La democraciucha que existe ahora es, en parte, consecuencia de esa derrota histórica del campo popular.


Saludos Tauro igual la versión posta está aca en periodismo urbano:


http://periodismourbano.com.ar//index.php?option=com_content&task=view&id=64&Itemid=2

tiene un par de cosas + copadas

Taurino dijo...

No, no me gusta usar la frase porque de hecho no estoy de acuerdo con ella. No por exesivamente yanqui, solamente, sino porque es nada que ver.

La democracia que tenemos hoy se instauró, en gran parte, gracias a aquellos que murieron durante los 70's, porque de otra manera no se podría haber instaurado.
Así que murieron para que haya ésta democracia.
MENTENDÉ?

Saludos Cani!